Los discapacitados ven riesgo de brecha digital por la falta de accesibilidad

brecha-digitalEFE – 16/05/2013

Madrid, 16 may (EFE).- Las personas con discapacidad han advertido hoy del riesgo que existe de brecha digital ante la falta de accesibilidad que ofrecen las redes, debido al incumplimiento de la ley que obliga a las webs de las compañías con ventas superiores a los seis millones a ser plenamente accesibles antes de 2013.

Por ello, hoy, en la víspera del Día Internacional de Internet, la Fundación Once y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) han celebrado una jornada, bajo el título «Internet para todos. Cuestión de ley», en la que han reclamado que se cumpla la ley para que la información sea accesible para todos.

«Tenemos una legislación avanzada para que la sociedad de la información sea accesible para todas las personas, pero no se cumple como nos gustaría a todos, e internet con barreras es un internet incompleto», ha señalado a Efe la directora general de Cermi, Pilar Villarino.

Si no se cumple la ley y no se produce una accesibilidad universal, ha insistido Villarino, «hay riesgo de brecha digital», porque mientras continúa el avance de las nuevas tecnologías, determinados grupos sociales «se quedan atrás y totalmente desprotegidos y desamparados».

En estos momentos, según la directora de Cermi y la vicepresidenta segunda del Congreso General de la ONCE, Teresa Palahí, existen determinadas paginas web que no son accesibles, especialmente las de las plataformas de las redes sociales.

Esta barrera preocupa especialmente a los discapacitados, según ha señalado Lourdes González, gerente de Tecnologías Accesibles e Innovación en Technosite, la empresa tecnológica de la Fundación ONCE.

Gónzalez ha avanzado las características que debe tener una web para ser accesible a todas las personas, como por ejemplo que las imágenes tengan un texto alternativo para que el lector de pantalla en el que se apoyan las personas ciegas identifique de qué trata esa imagen.

También, que sea un sitio con el que se pueda interactuar con un ratón, un teclado u otro dispositivo apuntador; que presente enlaces con textos que se comprenden fuera de contexto; que se pueda ampliar la fuente de tamaño; que el contraste sea adecuado con respecto al fondo, y que disponga de formularios bien etiquetados para que los discapacitados puedan interactuar mediante productos de apoyo.

Los productos de apoyo, es decir los lectores de pantalla para las personas ciegas o los programas de reconocimiento de voz para aquellos que sufren una discapacidad física severa, «son muy importantes», como ha hecho hincapié González.

«No hay que pensar que para que una web sea accesible te tiene que hablar, pues ya existen productos de apoyo de diferentes tipos que van cubriendo las limitaciones que tienen las personas discapacitadas», ha comentado.

Lo que hay que hacer, según la especialista, es adaptar los sitios web para que esos productos de apoyo funcionen adecuadamente.

Por ejemplo una persona con ceguera interactúa con un teclado y un lector de pantalla, mientas que las que tienen limitada la visión usan programas que magnifican el tamaño de la letra, fuentes grandes y un alto contraste.

Las personas sordas se apoyan en el lenguaje de signos, pero otros en subtítulos, y los que presentan discapacidad física usan teclados especiales, programas de reconocimiento de voz y ratones virtuales, entre otros.

Los discapacitados intelectuales conectan con sitios web que presentan mensajes fáciles para poder interactuar, iconos y símbolos que les ayudan a entender mejor. EFE

Ashampoo_Snap_2013.05.15_19h07m10s_007_

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *