EN IGUALADA (BARCELONA) Catorce detenidos por cobrar de forma fraudulenta prestaciones de incapacidad

Ashampoo_Snap_2013.07.22_13h18m24s_001_  La Policía Nacional ha detenido a 14 personas por presuntamente obtener y cobrar de manera fraudulenta prestaciones de incapacidad, en una estafa que ascendió a 382.673,32 euros.

La artífice de la trama, una mujer, captaba a los solicitantes entre sus contactos sociales habituales a cambio de cantidades que oscilaban entre los 200 y 850 euros, han informado fuentes policiales.

Accedían a estas prestaciones personas entre los 35 y 60 años y presentaban informes médicos con patologías muy llamativas que requerían un adiestramiento previo con objeto de simular los síntomas.

La investigación se inició a requerimiento de la Inspección de Servicios de la Dirección General del Instituto Nacional de la Seguridad Social, debido a la detección de intento de acceder a prestaciones de incapacidad permanente absoluta y de gran invalidez de 19 personas.

Tras llevar a cabo las primeras pesquisas, apareció como cabecilla de la trama una mujer que ofrecía a sus contactos, a cambio de una determinada cantidad de dinero, acompañarlos a las citas de valoración médica haciéndose pasar por familiar y aportar al personal facultativo informes médicos que previamente habían sido falsificados.

Gran parte de los solicitantes de estas prestaciones presentaban ante los médicos evaluadores patologías muy llamativas tales como inhibición motora total, inhibición lingüística, desconexión del entorno y otras similares, por lo que requerían de una instrucción previa para poder simular correctamente los síntomas.

Los agentes lograron contactar con los médicos y especialistas que aparecían como firmantes de estos documentos, los que ratificaron la falsedad de los mismos; en algunos de ellos se falseaba todo, mientras que en otro se modificaban fechas o se eliminaban o añadían párrafos.

El perfil de estas personas era de entre 35 y 60 años y la mayoría tenían carné de conducir sin ningún tipo de restricción ni limitación aparente para el desarrollo de actividades habituales, y una vez entrevistados en dependencias policiales no mostraron sintomatología alguna, que sí presentaban en las unidades de evaluación médica.

 

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *