Un nadador amputado sufre el robo de su silla de ruedas y la recupera gracias a la ayuda ciudadana

Philippe Croizon, el nadador discapacitado al que amputaron las piernas y los brazos  -Foto: Twittter: @charlie_dice

Philippe Croizon, el nadador discapacitado al que amputaron las piernas y los brazos -Foto: Twittter: @charlie_dice

“Es una hermosa historia de verano”, así definió Philippe Coizon la aventura que ha vivido durante las últimas horas. Él es un nadador discapacitado al que amputaron las piernas y los brazos tras un accidente doméstico y que hace unos días sufrió el robo de su silla de ruedas.

Mientras disfrutaba de unos días de descanso en la ciudad francesa de Martin-Eglise, unos desconocidos asaltaron su todoterreno y se llevaron el remolque que contenía la silla de ruedas eléctrica adaptada especialmente para él, que está valorada en 10.000 euros.

Tres días después, el famoso nadador amputado seguía sin tener noticias de su ‘medio de transporte’ y decidió contar su historia en la televisión de Francia. “No soy nada sin mi silla”, alegó Coizón para ablandar el corazón de los saqueadores. “Estoy más triste que furioso, porque no me robaron mi silla, sino mi independencia”.Horas después de hacer el llamamiento a los ciudadanos franceses, recibió la llamada de un conductor de autobuses que había encontrado la silla eléctrica en un aparcamiento. Según sus palabras estaba intacta y en su custodía, por lo que Croizon había recuperado parte de su vida.El nadador hizo pública la noticia a través de su cuenta de Twitter (@PhilippeCROIZON): Ya recuperé mi silla, el jueves por la mañana estaba en la comisaría de Dieppe, increíble la compañía Barbot que va a poner  a mi disposición un nuevo remolque.

 

Un accidente le dejó sin extremidades y cambió su vidaEl atleta francés sufrió una descarga eléctrica que casi termina con su vida. Fue en 1994 mientras desmontaba la antena de televisión de su casa. Con el tiempo tuvo que ser amputado de los dos brazos y las dos piernas.Durante su recuperación en el hospital se inspiró gracias a un documental de natación. Decidió comenzar a practicar este deporte y entrenó duro junto a la Policía Marina francesa gracias a unas prótesis fabricadas en carbono y titanio.Tras dos años trabajando durante 35 horas a las semana, en el 2010 afrontó su primer gran reto. Decidió cruzar el Canal de la Mancha (34 kilómetros) y lo consiguió en menos de 14 horas.También ha cruzado el Mar Rojo (19 km), el estrecho de Bering (4.3 km) y el estecho de Gibraltar (14 km), en el intento de cruzar los cuatro estechos que separan los cinco continentes.

Así es la silla de ruedas de Philippe Croizon  -Foto: Twiiter: @PhilippeCROIZON

Así es la silla de ruedas de Philippe Croizon -Foto: Twiiter: @PhilippeCROIZON

 

http://noticias.lainformacion.com/deporte/un-nadador-amputado-sufre-el-robo-de-su-silla-de-ruedas-y-la-recupera-gracias-a-la-ayuda-ciudadana_7VGCsnA4i7RfGiF8n3VzJ2/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *