Quiero ser como ése y tener lo que tiene…

¡Cuántas veces nos amargamos la vida mirando el coche de nuestro vecino, o su puesto de trabajo, o su casa, o lo que le ha tocado en la vida! No es justo, pensamos. Yo también quiero eso, me gustaría estar en su lugar. La envidia nos juega malas pasadas, haciéndonos despreciar nuestra vida y anhelar lo que no tenemos, y muchas veces, dejándonos guiar por las apariencias.

Les presentamos este cortometraje dirigido por Nima Raoofi, que nos muestra la desdicha que sufre un niño al comparar sus zapatos rotos con los zapatos nuevos, bonitos y mejores de otro niño que se encuentra en el parque. La situación le parece injusta, “¿Por qué tiene que ser así?” “¿Por qué él sí y no yo?” “¿Por qué la realidad no es otra, como yo quiero, como yo creo que es mejor?”

No os perdáis el comentario de Catholic Link.

 

Fuente. Aleteia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *