Jesuitas hondureños denuncian sabotaje contra ‘Radio Progreso’

LA EMISORA HA SIDO CRÍTICA CON LA GESTIÓN DE HERNÁNDEZ

Jesuitas hondureños denuncian sabotaje contra ‘Radio Progreso’

Padre Ismael Moreno acusa directamente al gobierno de estar detrás del atentado

No tardarán voces que con aparente buena intención
recomendarán que bajemos el tono de nuestras denuncias.
Pregunto: ¿Hemos de bajar perfil como medio jesuita en una
Honduras en donde un reducido grupo amenaza la vida y
dignidad de las personas?

(Israel González Espinoza, corresponsal en Centroamérica).- En un nuevo episodio de la crisis política hondureña tras las elecciones presidenciales del 26-N, Radio Progreso, una emisora del apostolado social de la Compañía de Jesús en el país centroamericano denunció el sabotaje en sus planta y antena de transmisión, tras lo cual su director, el jesuita Ismael Moreno acusó al gobierno del conservador Juan Orlando Hernández de estar detrás de la acción que sacó del aire a la estación.

El domingo 26 de noviembre los hondureños estaban convocados a elegir presidente, 128 diputados al Congreso Nacional (unicameral), 20 diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN), 298 alcaldes y vicealcaldes, así como 2098 regidores a nivel nacional entre 10 partidos políticos inscritos, de ellos dos -el gobernante Partido Nacional (PN) y la opositora Alianza de Oposición a la Dictadura-, eran los más fuertes.

Tras el cierre de las mesas electorales el mismo día, y tras un conteo de los votos a cuenta gotas por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), los primeros resultados (70% de mesas escrutadas) daban una clara ventaja al candidato de oposición Salvador Nasralla, sobre el candidato reeleccionista Juan Orlando Hernández. Sin embargo, el martes 28 de noviembre, tras un apagón informático en los servidores del ente electoral hondureño, los resultados cambiaron para favorecer al partido de gobierno.

Esto, más un conteo lento, han generado protestas a lo largo y ancho del país, y algunas de ellas han derivado en actos violentos como tranques en autopistas, destrucción y algunos saqueos en calles de Tegucigalpa (capital) y San Pedro Sula (segunda ciudad en importancia de Honduras).

Luego de dos semanas de paralización política, el TSE anunció un recuento de más de cuatro mil mesas electorales que no fueron transmitidas para su proceso de contabilidad el día de la elección. En ellas, se confirmó la presunta tendencia ganadora del candidato presidente Hernández.

“Fuimos más allá y nos complace anunciar que el resultado es sumamente consistente. Las variaciones son mínimas, lo cual indica que los miembros de las mesas el día de las elecciones hicieron un trabajo muy bueno, un trabajo de primera calidad. Al final se demuestra que las actas fueron bien hechas por representantes de los diez partidos”, expresó David Matamoros Batson, presidente del TSE.

Sin embargo, la Alianza de Oposición continúa denunciando fraude. Manuel Zelaya, ex.presidente hondureño derrocado por un golpe de estado en 2009, firmó una carta en la que ha asegurado que el candidato Salvador Nasralla recibió presiones de la embajada de EEUU para que se desmarcara de él porque “pregona el socialismo democrático” -según la misiva-.

La oposición había anunciado que impugnaría el total de la elección presidencial de Honduras, y anunciaba más movilizaciones contra lo que consideran un “fraude” electoral.

Radio Progreso ha sido una emisora especialmente crítica con la gestión de Hernández y su afán de reelegirse a pesar de tener una prohibición constitucional para hacerlo. De hecho, la emisora es uno de los pocos medios de comunicación anti-hegemónico, independiente y crítico que existen en Honduras, con más de 60 años en el dial.

“Hemos sido víctimas de un sabotaje. Responsabilizamos a Juan Orlando Hernández y su grupo de ser los culpables directos de sabotear la voz de Radio Progreso en Tegucigalpa”, denunció el padre Ismael Moreno, SJ, director de la emisora jesuita.

La denuncia del padre Moreno fue hecha tras comprobar los técnicos de la estación radial que la antena transmisora no cayó por la acción de los fuertes vientos que azotan la región centroamericana por la presencia de un frente frío, sino que había existido mano criminal para silenciar a la Progreso.

“La caída de la torre, la noche del sábado 9 de diciembre, aparentemente había sido por el clima, sin embargo, después de la inspección se comprobó que no se trató una acción del clima o los vientos. Tenemos datos precisos que sostienen que la torre fue desatornillado previamente, lo que hizo que la antena se partiera en 3 pedazos. Hubo manos externas, manos criminales que procedieron a crear las condiciones para que la torre se cayera”, sostuvo el sacerdote Moreno, quien también es cabeza del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), centro jesuita cercano a los movimientos sociales anti-minería, de turismo o producción energética hidroeléctrica.

El padre Moreno fustigó el hecho que quiénes derribaron la torre de transmisión de Radio Progreso sabían lo que estaban haciendo, puesto que al “destensar” los cables que sostenían la estructura, hizo que ésta se colapsara y se partiera en tres partes. El jesuita insistió en señalar que la voz crítica e independiente de la emisora era la causa del sabotaje.

“Sabemos que el gobierno de Juan Orlando Hernández sigue contando con el aval de los gobiernos de la comunidad internacional, por eso hacemos un llamado urgente, para que escuche el gobierno de Estado Unidos, a través de su embajada, las embajadas europeas, instancias de la ONU, OEA, que Radio Progreso con su palabra crítica y propuesta ha sido víctima de un sabotaje en su antena en Tegucigalpa”, exhortó el sacerdote.

El padre Moreno en su cuenta oficial de Twitter @Melosjmoreno, sostuvo con un tono de amarga ironía, que ahora se acercarían voces que les dirían que era necesario bajar la intensidad de la denuncia social.

“No tardarán voces que con aparente buena intención recomendarán que bajemos el tono de nuestras denuncias. Pregunto: ¿Hemos de bajar perfil como medio jesuita en una Honduras en donde un reducido grupo amenaza la vida y dignidad de amplios sectores de la sociedad?”, escribió.

Jesuitas del istmo apoyan al padre Moreno y Radio Progreso

En un comunicado reciente de la Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, los jesuitas denunciaron lo que ellos consideraban un “fraude electoral” en Honduras, y exigieron el respeto de la voluntad popular emanada en las urnas.

En el mismo, también expresaron su apoyo al padre Moreno y al equipo de Radio Progreso, constantemente amenazada por el poder político de Tegucigalpa.

“Felicitamos a Radio Progreso (RP) y al Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) por su labor informativa, de análisis, reflexión y defensa de los derechos humanos de las y los hondureños”, indicaba en una de sus partes la carta pública de los jesuitas del istmo.

Información:  El Periodita Digital

Seguir

Recibe las actualizaciones en tu buzón de correo electrónico

Únete a otros seguidores: