«En el mundo hay 1200 multimillonarios, pero cada hora 300 niños mueren de hambre»

Niños de la India

Niños de la India

Es un escenario con fuertes contrastes el que revela el último informe de la Caritas Internationalis, que se refiere al año pasado y que acaba de ser publicado. Es lo que escribe “L’Osservatore Romano”: «Este es un mundo –escribió el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa y presidente de la Caritas Internationalis en la presentación del informe– en el que unos 300 niños mueren cada hora, como consecuencia de la desnutrición y casi mil millones de personas no tienen acceso a agua limpia. Al mismo tiempo, hay más de 1200 multimillonarios en el mundo, el mayor número registrado hasta la fecha.».

En el raporto se indica que siguen aumentando las situaciones de emergencia en el mundo, sobre todo las que están relacionadas con las guerras y los desastres naturales. La Cáritas ha lanzado 45 llamados para recibir ayuda en todo el mundo y ofrecerla a 34 países afectados por diferentes emergencias. Entre las más relevantes, en 2012, se dio la grave carestía del Sahel, en África, en donde hay millones de personas con graves problemas de desnutrición. El 61% de estos llamados tuvo un resultado positivo, por lo que más de tres millones y medio de personas pudieron beneficiarse de la ayuda humanitaria. Fueron puestos a disposición más de 39 millones de dólares para garantizar el desarrollo de los programas de ayuda humanitaria. Además, 35 Cáritas nacionales ofrecieron recursos económicos y técnicas para apoyar estos programas.

 

«Nos escandaliza –añadió Maradiaga– que millones de nuestros hermanos y hermanas vivan en la miseria, en un mundo de riquezas. Sin embargo, estamos llenos de esperanza, porque somos la primera generación que tiene las herramientas para cambiar el sistema que los mantiene en la pobreza». En 2012, recordó el purpurado, África fue uno de los principales frentes de la acción humanitaria, con el problema del hambre, con la emergencia de los prófugos de Siria y la reconstrucción de las casas para los habitantes de Haití, después del terremoto de 2010. El presidente de la Caritas Internationalis, sin embargo, puntualizó: «Brindar ayuda no es suficiente. Hemos de romper el ciclo de la pobreza.»: Según el cardenal hondureño, «Nuestro mayor desafío no es la pobreza, ni la crisis económica. Es el aumento del secularismo en muchas partes del mundo, especialmente en los países ricos. Cuando la gente no cree en Dios, el individualismo triunfa sobre la comunidad y perdemos de vista nuestros principios éticos. Únicamente viviendo en la verdad de la palabra de Dios, podemos superar la pobreza espiritual de nuestro tiempo y construir un mundo fraterno, en el que vivamos unidos y en paz como hermanos y hermanas».

 

La Caritas Internationalis engloba 165 Cáritas nacionales y coordina las operaciones en situaciones de emergencia y de crisis. Desde 2004 cuenta con personalidad canónica jurídica pública, tanto según la naturaleza de las Cáritas nacionales y diocesanas, que son el órgano oficial de la caridad de los obispos, como en reconocimiento de los grandes servicios que la institución internacional desarrolla por el bien de la Iglesia y de la humanidad.

 

http://vaticaninsider.lastampa.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir

Recibe las actualizaciones en tu buzón de correo electrónico

Únete a otros seguidores: