El Papa se marcha fuera de Roma con la Curia

palazzo_aricciaPor primera vez los tradicionales Ejercicios Espirituales en Cuaresma del Papa con sus colaboradores más cercanos no serán en el Palacio Apostólico Vaticano, sino que Francisco decidió irse a una casa de retiros por cinco días junto a todos los jefes de los dicasterios vaticanos. Una decisión que ha causado asombro al interior.

De este modo, Francisco, el primer Papa jesuita, continuará con su espiritualidad ignaciana -que sugiere una vez al año realizar los Ejercicios Espirituales de preferencia fuera del lugar donde se vive- y lo propone a sus colaboradores como  una oportunidad para vivir cinco días en el silencio, oración y reflexión.

El Papa eligió la primera semana de Cuaresma, del 9 al 14 de marzo de 2014, por lo que Francisco cumplirá un año de su elección como sucesor del apóstol Pedro ‘retirado’ del mundo, lejos de las cámaras de televisión y de celebraciones especiales.

El lugar donde se llevarán a cabo será la casa ‘Divino Maestro’ de los paulinos localizada en la población de Ariccia que está cerca de Castelgandolgo frente al lago Albano. Fueron convocados los prefectos de las Congregaciones, los presidentes de los Pontificios Consejos y los secretarios, es decir, cardenales, obispos, monseñores y tambiàen algunos laicos.

Además, el encargado de dar las meditaciones del retiro no será un cardenal ni el predicador de la Casa Pontificia, sino un párroco de la diócesis de Roma que fue director espiritual del Seminario Romano Mayor, don Angelo De Donatis, quien ha realizado actividad pastoral en diversas parroquias, especialmente en la formación de sacerdotes y que predica diversos retiros a sacerdotes, religiosos y religiosas.

Es interesante observar que con esta ‘novedad’ el Papa Francisco  ‘no obliga a ir’ pero en cambio, si propone a sus colaboradores más cercanos un nuevo modo que les permitirá poner una pausa en sus agendas ocupadas y no atender asuntos de oficina por cinco días para centrarse en lo importante y poner el ejemplo al resto de los fieles de la Iglesia.

Sin embargo, esta iniciativa papal podría ser leída como “otro evento más de la revolución del nuevo Pontífice” o incluso como “un cambio más” que pueda llegar a molestar a quienes estaban acostumbrados a que ciertas cosas se hacían de un modo y no podían ser diferentes, como el hecho de que Francisco no viva en el departamento papal.

 

Fuente:  RELIGIÓN Confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *