Arrels sensibiliza sobre los sintecho y reparte móviles de cartón en el congreso mundial

Ashampoo_Snap_2014.02.27_12h15m34s_003_La oenegé lanza una aplicación a través de la cual informa sobre la situación en BCN y da la opción de colaborar

Arrels Fundació se ha sumado de una manera muy particular al Congreso Mundial de Móviles presentando un modelo de teléfono de cartón que incluye una aplicación para Android en la que explica que en la capital catalana hay 900 personas durmiendo en la calle cada noche y animar a la colaboración económica, tanto de los asistentes al congreso como del resto de la ciudadanía.

En el marco de esta participación, este jueves se llevará a cabo la última acción dentro de la iniciativa ‘Nadie durmiendo en la calle’, que persigue solidarizar a los ciudadanos con el problema y en este caso, a los congresistas. Así, personas sin hogar, voluntarios y trabajadores de la asociación saldrán a la calle con grandes corazones de cartón que mostrarán a los asistentes a la feria. La cita es de 11.00 de la mañana a 14.00 horas en la plaza de Espanya.

Desde este lunes y hasta el jueves, voluntarios, trabajadores y personas atendidas en Arrels reparten cerca de 3.000 móviles de cartón en los recintos feriales donde se celebra el congreso. “Para nosotros se trata de un móvil de última generación y esperamos que muchos de los asistentes a este congreso pertenezcan a la generación que haga posible que nadie tenga que vivir en la calle”, ha afirmado el director de Arrels, Ferran Busquets.

La aplicación móvil da opción a colaborar económicamente a título individual y a empresas y grupos y explica lo que se puede hacer con los fondos recaudados. Por ejemplo, con 10 euros el equipo de calle de la oenegé puede realizar tres visitas y con 20 euros se puede pagar una noche de pensión. Con 45 euros se ofrecen todas las comidas de una semana a una persona sin techo, y con 350 euros se cubre el alquiler de un piso para tres personas.

Según datos de la Xara d’Atenció a Persones sense Llar en Barcelona hay 3.000 personas sin hogar: 900 personas duermen en la calle, otros 1.400 dependen de los recursos públicos y privados para pasar la noche y unas 600 viven en asentamientos irregulares. Arrels atendió el año pasado más de 1.300 personas, a las cuales se las ofreció alojamiento, alimentación y atención social y sanitaria.

 

ROSA MARI SANZ / Barcelona

FONT: EL PERIODICO

Ashampoo_Snap_2014.02.27_12h16m35s_004_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *